fbpx
Seleccionar página

1.-¿Diferencias  entre  Intel® Optane™ y la RAM?

Para ayudar a los clientes a comprender la diferencia entre la memoria Intel® Optane™ y la RAM tendrás que explicarles la diferencia entre la memoria volátil y la no volátil.

La memoria Intel® Optane™ es una memoria no volátil, es decir, una memoria a largo plazo del ordenador que permite que los datos perduren incluso cuando el ordenador se apaga. La memoria Intel® Optane™ utiliza la memoria 3D XPoint™ no volátil con el controlador de la tecnología Intel® Rapid Storage para acelerar el acceso informático a datos utilizados con frecuencia, como los documentos, las imágenes, los vídeos, la música y los archivos de aplicaciones personales de un cliente.

La memoria volátil como la RAM, o más concretamente la DRAM (memoria de acceso aleatorio dinámica), actúa como la memoria funcional a corto plazo del ordenador. La DRAM almacena temporalmente los datos de entrada y los resultados de cálculos realizados por el ordenador, pero cuando éste se apaga, los datos de la DRAM desaparecen.

Las dos tecnologías de memoria tienen finalidades diferentes y necesarias dentro de la jerarquía de memorias del ordenador, por lo que la memoria Intel® Optane™ complementa a la DRAM, en lugar de sustituirla completamente.

La conclusión para los clientes es que un ordenador con las dos memorias, Intel® Optane™ y DRAM, puede acceder a los programas y a los datos más rápido, proporcionando una capacidad de respuesta adicional.

2.-¿Es  Intel® Optane™  solo un almacenamiento entre el procesador y el disco duro?

No exactamente. La memoria Intel® Optane™ se basa en el medio de memoria 3D XPoint™ y se sitúa entre el almacenamiento y la DRAM en la arquitectura de la memoria y el almacenamiento del ordenador. Como resultado, la memoria Intel® Optane™ puede almacenar información más cerca del procesador y actuar como un almacenamiento secundario cuando la DRAM está llena. Esto permite al sistema acceder rápidamente a la información, proporcionando una experiencia con más capacidad de respuesta que sin la memoria Intel® Optane™.

3.-¿Sustituye la memoria Intel® Optane™ a la DRAM?

No, la memoria Intel® Optane™ no puede sustituir a la DRAM. Las dos tecnologías de memoria tienen finalidades diferentes dentro de la jerarquía de memorias del ordenador, por lo que la memoria Intel® Optane™ complementa a la DRAM, en lugar de sustituirla completamente.

La memoria Intel® Optane™ funciona junto con la DRAM para acelerar la capacidad de respuesta del sistema permitiendo al mismo acceder, y recordar, rápidamente los documentos, fotos, vídeos y aplicaciones que más utiliza el cliente.

4.-¿Por qué necesito un ordenador con las dos memorias, Intel® Optane™ y DRAM?

¡La clave está en la capacidad de respuesta! Un ordenador equipado con la memoria Intel® Optane™ y la DRAM permitirá a los clientes acceder sumamente rápido a programas y datos. Las ventajas incluyen:

  • Tiempos de arranque rápidos.
  • Apertura rápida de videojuegos, aplicaciones y otros.
  • Búsquedas sencillas de archivos.

5.-¿Qué hace que la memoria Intel® Optane™ sea una “memoria”?

La memoria Intel® Optane™ se considera memoria porque utiliza un nuevo medio de memoria para almacenar información cerca del procesador. Es similar, y complementaria, a la función de la DRAM.

Más concretamente, la memoria Intel® Optane™ utiliza la tecnología Intel® Optane™, que se basa en el medio de memoria 3D XPoint™ y en el controlador de la tecnología Intel® Rapid Storage (Intel® RST). El nuevo medio de memoria se sitúa entre el procesador y dispositivos de almacenamiento más lentos basados en SATA (HDD, SSHD, o SSD SATA). Puede almacenar los datos y los programas más utilizados cerca del procesador, para que el sistema pueda acceder a esa información más rápidamente para ofrecer así una capacidad de respuesta del sistema general mejorada.

6.-¿No es añadir más DRAM siempre el mejor modo de conseguir que el sistema funcione mejor?

No, añadir más DRAM (hasta cierto punto) no mejorará necesariamente el rendimiento informático.

La DRAM actúa como la memoria funcional a corto plazo del ordenador, lo que significa que ayuda al ordenador a acceder a los datos temporales que se pierden cuando éste se apaga. Añadir más DRAM mejora la memoria funcional a corto plazo, pero no ayuda necesariamente al ordenador a acceder a los datos a largo plazo, como los documentos, las imágenes, los vídeos, la música y los archivos de aplicaciones del cliente.

Aquí es donde la memoria Intel® Optane™ puede ayudar acelerando el acceso del ordenador a los datos a largo plazo. Por tanto, un ordenador equipado con la memoria Intel® Optane™ y la DRAM puede acceder a los programas y a los datos sumamente rápido, ¡proporcionando a los clientes la capacidad de respuesta que buscan!

7.-¿Es verdad que solo la mitad de la memoria Intel® Optane™ es realmente aprovechable?

No, no es verdad que solo la mitad de la memoria Intel® Optane™ sea realmente aprovechable.

Una parte del módulo de memoria Intel® Optane™ se reserva para el contenido o archivos del sistema que más se utilizan y el contenido bloqueado por el usuario, utilizando la lógica del controlador Intel® RST. Así es como la memoria Intel® Optane™ acelera el acceso a los documentos, fotos, vídeos y aplicaciones que más utilizan los clientes.

8.-Juego a videojuegos de más de 40 GB o 60 GB de tamaño. Entones, ¿cómo pueden ayudarme 16 GB o 32 GB de memoria Intel® Optane™?

Cuando un cliente abre un videojuego por primera vez, el controlador de Intel® RST de la memoria Intel® Optane™ detecta los archivos específicos utilizados. Durante las aperturas posteriores, esos archivos se aceleran automáticamente, ¡lo que significa que puede abrir y cargar sus videojuegos favoritos más rápido!

A pesar de que los videojuegos pueden ocupar muchos gigabytes de espacio, es posible que la mayor parte de ese espacio no sea necesaria para jugar inmediatamente. Cuando se juega a varios videojuegos, Intel recomienda utilizar los módulos de memoria Intel® Optane™ de mayor capacidad: 32 GB o 64 GB.